¡Quiérete, mímate, revísate!

quierete mimate y revisate-frente al cancer de mama

Cada año, durante el mes de octubre se celebra como recordatorio la Lucha Contra el Cáncer de Mama, este es el tumor más frecuente entre las mujeres. Según los datos oficiales de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en España se diagnostican aproximadamente 33.307 casos de cáncer de mama al año*.

Concretamente, el 19 de octubre, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, se busca concienciar sobre la importancia de investigar y diagnosticar de manera precoz esta grave enfermedad, la cual se puede curar si se detecta a tiempo. La falta de información al respecto es la principal causa de miedo y ansiedad, por lo que se debe ofrecer un apoyo psicológico y un acompañamiento adecuado.

¿Cómo se origina el cáncer de mama?

El organismo está formado por grupos musculares que, a su vez, están formados por células, las cuales se dividen para reemplazar las células envejecidas o muertas y mantener así, la salud y el correcto funcionamiento de los órganos.

Dicho proceso viene regulado por unos mecanismos que muestran a la célula cuando deben dividirse o cuando permanecer de manera estable. Y es que, cuando estos mecanismos fallan y se alteran, la célula y sus descendientes se dividen de manera descontrolada, lo que con el tiempo acaba originando un tumor o nódulo. Cuando estas células crecen sin control, adquieren la capacidad de expandirse a través de los tejidos y órganos de alrededor, además de, trasladarse y extenderse en diferentes zonas del organismo, es decir, se produce una metástasis, denominado tumor maligno. Este tumor en concreto se origina en la glándula mamaria.

¿Cómo prevenir y detectar el cáncer de mama? Prueba la autoexploración

Cuando hablamos de un tumor con estas características, debemos saber que no se puede prevenir, pero sí se puede reducir el riesgo de padecerlo. Puedes realizar ejercicio físico de manera regular, evitando el sobrepeso y el consumo regular de alcohol tras la menopausia.

Otra de las formas de detectarlo o prevenirlo en cierta manera, es revisar el historial familiar por si hubiera antecesores que hayan padecido cáncer de mama. Lo correcto sería realizar un Consejo genético, un estudio del patrón genético con el que poder saber si una persona es portadora de mutaciones en sus genes.

Por otro lado, la autoexploración puede servir de gran ayuda para detectar si hay alguna anomalía en las mamas. Existen diferentes formas para hacer un examen de mama manual, sin embargo, las más frecuentes son, recostada en una cama o superficie plana boca arriba. Al acostarte el tejido mamario se expande y se vuelve más fino y fácil de palpar. En la ducha, en cambio, puedes enjabonar la punta de tus dedos y deslizarlo suavemente sobre la piel.

Teniendo en cuenta que una textura en líquido puede ayudar a la autoexploración, nunca está de más utilizar productos que puedas añadir a tu rutina de cuidados corporales y con el que será mucho más fácil explorar la zona mamaria.

Un producto perfecto con el que puedes revisar la zona de los senos es e´lifexir Dermo Senobell, una leche nutritiva e hidratante que, además ayudará a reafirmar la zona del pecho. Su fórmula multiactiva con lipopéptidos, aumenta el colágeno y la elastina aportando firmeza y energía al tejido. A su vez, puedes realizar ejercicios con su banda elástica, los cuales te permitirán mantener la salud de los senos.

 

Un año más,  e´lifexir se suma a la Lucha Contra el Cáncer de Mama a través de la colaboración con el programa de la Fundación Stanpa, “Ponte guapa, te sentirás mejor”, para el que se destina el 7% de las ventas del tratamiento específico para el cuidado del pecho,e´lifexir Dermo Senobell, así como parte de sus productos con los que las mujeres en los talleres puedan sacar su mejor versión y afrontar la enfermedad desde otra perspectiva.

Y es que, durante al menos una década, este programa ha ayudado a mujeres con cáncer a recuperar su imagen que, posiblemente se haya visto alterada por los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos.

*Fuente del contenido: contraelcancer.es

colaboracion elifexir senobell stanpa