Caída del cabello en mujeres: ¿por qué se produce?

banner caída del cabello

La caída del cabello en mujeres puede afectar incluso a su calidad de vida y a su autoestima. Para poder atajar el problema, debes saber que existen múltiples causas tras el origen de algunas pérdidas capilares alarmantes.

Hoy nos proponemos contarte por qué puedes perderlo y también queremos enseñarte a cuidar tu melena con 6 gestos sencillos y eficaces para prevenir y combatir la caída del cabello.

Causas de la caída del cabello en mujeres

Ante los primeros signos de alarma lo mejor es buscar el asesoramiento de un tricólogo. Este especialista no es otro que el dermatólogo capilar.
Piensa que cuanto antes acudas a un especialista, mayores serán tus posibilidades de dar con el diagnóstico que te asegure un buen tratamiento temprano.

Además, este tipo de consultas pueden ayudar a determinar problemas mayores como si la caída del cabello de las mujeres se debe a una alopecia incipiente o a un efluvio telógeno –esto es, una alteración del ritmo de crecimiento que provoca la pérdida masiva–, por poner algunos ejemplos.

De hecho, los problemas de caída del cabello en las mujeres debidos a causas hormonales, cirugías intensas o causados por situaciones prolongadas de estrés son más de los que pensamos.

Repasemos un poco más en profundidad las causas y los agentes más comunes de la caída del cabello en mujeres.

Agentes internos

En lo que respecta a los agentes internos implicados, estos pueden ser de naturaleza dispar.

· Etapas clave femeninas

Hay diferentes etapas en la vida de la mujer que por sí mismas pueden provocar debilidad o carencias en su organismo y, por consiguiente, afectar al cabello negativamente.

Debes poner especial atención y aumentar tus cuidados en el embarazo, el periodo postparto y en la menopausia, dado que son momentos de posibles desequilibrios hormonales en los que puedes ver perder densidad del cabello además de fuerza, brillo y grosor.

· Enfermedades concretas

Enfermedades como la anemia, las afecciones tiroideas o la celiaquía también pueden estar detrás de una pérdida o debilitamiento del cabello. Fíjate si tu pelo comienza a dar señales de debilidad creciendo cada vez más fino de lo habitual o mostrándose más quebradizo y elimina de la lista posibles causas como las que te acabamos de mencionar.

· Alimentación

La alimentación, aunque se trate de un agente externo, actúa desde el interior. Una alimentación desequilibrada, centrada en productos ultraprocesados que no cubra la ingesta de los nutrientes diarios necesarios afectará negativamente a tu organismo y se reflejará en tu pelo.

En ese sentido, alimentos ricos en vitamina D, vitamina B o en Zinc pueden ayudarte tanto a prevenir la caída del cabello como a fortalecerlo. Descubre la relación entre la dieta y el cuidado del cabello.

· Estrés y ansiedad

El estrés, la ansiedad, la depresión, un evento traumático, todas ellas son causas que pueden originar una caída más o menos grave del cabello, llegando incluso en casos extremos a desembocar en una calvicie total.

· Genética y sistema inmune

Las alopecias más frecuentes en mujeres provocadas por problemas genéticos o del sistema inmune son:

  • La alopecia androgenética: conocida también como alopecia común y que es de origen genético.
  • La alopecia areata: se manifiesta como parches redondos de pérdida de cabello y es de origen inmunológico.
  • La alopecia frontal fibrosante: se centra en la zona de la diadema, en el retroceso de la línea de implantación del cabello y puede afectar incluso a cejas y pestañas. Implica la coexistencia de un desequilibrio hormonal y de uno inmunológico.

Este tipo de afecciones, si las detectas a tiempo, se pueden tratar y recuperar el cabello.

alimentos para fortalecer el cabello

Agentes externos

Como ya te hemos ido anticipando, cuando hablamos de la caída del cabello en mujeres es necesario que antes de alarmarte verifiques el origen del problema.

Una vez descartadas las causas con origen en agentes internos, es momento de prestar atención a agentes externos tales como las manipulaciones o tratamientos agresivos tipo decoloraciones y tintes, alisado con secador, moldeados, extensiones o peinados tirantes utilizados de manera demasiado habitual.

· Clima

Los cambios de estación –sobre todo puedes notarlo en otoño y en primavera– pueden provocar que se te caiga el pelo mucho más que en otros momentos. Sin embargo y por regla general, tu melena acaba recuperándose por sí misma a las pocas semanas.

· Medicación y tratamientos

Tratamientos como la quimioterapia o algunos medicamentos como los anticonceptivos pueden ocasionar efectos secundarios que afecten a tu cabello.
Normalmente, una vez acabado el tratamiento o tras parar la medicación, el cabello vuelve a crecer y tener una densidad normal.

En estos casos consulta a tu médico si es aconsejable ayudar a estimular el crecimiento de tu pelo con complejos vitamínicos.

· Malos hábitos capilares

En lo que respecta a los lavados, algunos expertos aconsejan que cada persona se lave el pelo en la medida en que lo necesite. Si por ejemplo alguien produce más sebo, debe lavarlo más a menudo que alguien que no produzca tanta cantidad. Otros, por el contrario, aconsejan que no se abuse de los lavados.

La postura más unánime al respecto por parte de los profesionales no afecta al número de lavados, sino a la calidad de los productos que utilices para ello. Evita o no abuses de tratamientos agresivos ni de fuentes de calor excesivas sin antes proteger tu pelo.

6 gestos eficaces para prevenir y reducir la caída del cabello

Insistimos en nuestro consejo de que para actuar de manera eficaz ante un problema, primero se ha de analizar la causa.
Tras eso, es momento de poner en práctica algunos sencillos gestos que te ayudarán a cuidar y parar las causas de la caída del cabello en mujeres.

  1. Utiliza tratamientos y productos respetuosos con tu cabello.
  2. Sigue una dieta saludable, equilibrada y rica en nutrientes.
  3. Introduce en tu dieta “alimentos amigos” como la maca, la cúrcuma, las semillas de sésamo o el cacao puro, entre otros. Son una ayuda natural para que tu cuerpo restablezca sus niveles ideales.
  4. Estimula tu cuero cabelludo y oxigena las papilas dérmicas dándote masajes capilares tonificantes con las yemas de los dedos o a través de un cepillado suave.
  5. Desenreda tu pelo con cuidado, utilizando acondicionador si es necesario y preferentemente empleando un cepillo de púas separadas que evite los tirones.
  6. Utiliza algún redensificante capilar a base de zinc y selenio para fortalecer y estimular el metabolismo del folículo capilar.

Para ayudarte, en nuestra gama capilar contamos con dos productos estrella. Por un lado, el redensificante capital –que además de vitaminas B6, E y C, está enriquecido con cobre, Zinc, extracto de maca, baobab, extracto de Serenoa Repens y Procapil–. Está recomendado para personas que sufren de caída androgenética, de una microcirculación deficiente o de envejecimiento del folículo.

Por otro lado, para estimular el metabolismo celular y retrasar la caída del cabello puedes contar con la ayuda de sueros que aumenten el anclaje capilar como nuestro suero anticaída redensificante.

%
20

Productos para la caída del cabello

Esenciall Redensificante Capilar

4.7/5 - 78 opiniones 24,2541,25 IVA inc.
19,4033,00 IVA inc.
%
20

Productos para la caída del cabello

Suero Forte Anticaída Redensificante Capilar

4.7/5 - 42 opiniones 31,80 IVA inc. 25,44 IVA inc.
Pino Navarro

Maria del Pino Navarro Veroz

Farmacéutica Licenciada por la Universidad de Alcalá de Henares, con más de 25 años de trayectoria profesional y de gran autoridad en el sector de la belleza saludable. Especialista en la conceptualización, investigación y desarrollo de productos en la industria dermofarmacéutica y nutricosmética para el cuidado y salud de la piel. Apasionada de la industria dermofarmacéutica, es miembro del Claustro de Profesores del Centro de Estudios Superiores de la Industria Farmacéutica (CESIF).